miércoles, 19 de diciembre de 2012

Azuébar again

Con esta cara de felicidad acabé la carrera. Si llego a sonreír más, se me juntan las muelas con el pescuezo!!!
 
Pensando en cómo empezar a hablar de esta carrera, lo primero que me viene a la cabeza es...que Azuébar es espectacular. Y es que lo es. De las carreras más bonitas que he corrido por Castellón sin duda. Su recorrido es realmente precioso, con bastantes kilómetros por sendas rodeadas de árboles enormes que te hacen sentir el olor a naturaleza y a tierra húmeda como parte de tu interior.
Los primeros 4 kilómetros subiendo por asfalto se hacen algo pesados, pero viniendo lo que viene después, vale mucho la pena que te hagan ir hasta allí desde el pueblo.

Ya la corrí el año pasado, pero en mi mente se mezclan tantos caminos, tantas cimas, tantas montañas, que hasta que no voy por su trazado físicamente, no recuerdo ni cómo era.
Así me pasó, que estando por esos kilómetros salvajes de subida que hay tras los senderos, yendo en fila india tipo santa campaña, me preguntó un chico: ¿ésta la has hecho alguna vez?...y al decirle que sí, llegó la pregunta del millón: ¿y falta mucho para llegar a la cima?...a lo que contesté: "pues aunque parezca surrealista que la hiciese el año pasado, la verdad es que no tengo ni idea!!!".

De hecho, tras la cima, me llevé la misma sorpresa que el resto al comprobar que aún existía un repecho añadido que te hacía casi llegar a tocar el cielo.

Aún con todo eso, no es con lo que me suelo quedar de las carreras, de ahí que luego olvide los caminos (pienso yo) y los tiempos... y por supuesto en ésta, no podía ser menos.

Poco después de empezar la senda, me alcanza una chica.
Hablamos un poco pero volvemos a separarnos.
Así vamos sin parar, haciendo la goma y aprovechando para hablar cada vez que nos juntamos.
En la subida, va detrás de mi, muy cerca...por lo que un par de veces la invito a adelantarme porque a mi la lengua ya me llega a los pies.
No quiere.
Me pide que siga yo delante que así le voy marcando el ritmo y prefiere seguirme.
Paramos en el avituallamiento del km 11.5.
Me informa de que es su primer trail, que ella solo ha hecho asfalto y máximo 12kms, por lo que está muy ilusionada con acabar.
A partir de ahí montamos un tándem y no sé si por sentirme responsable de repente de su carrera más que de la mía, empiezo a marcar un ritmo constante...y a esforzarme como si fuésemos las dos a ganar.

Lo dí todo. Ella también. En el avituallamiento del kilómetro 16.5 paramos a beber y ya estamos las dos emocionadas de nuestro esfuerzo y compenetración. 
Faltan 3.5kms. Ya está hecho y aún tenemos fuerza para apretar al máximo hasta el final.

No sé en qué momento, dejo de oírla tras de mi, pero falta tan poco que sé que va a llegar sin problemas.
La última subida a meta es apoteósica, aparte de bestial para después de los 20kms, pero como se junta medio pueblo allí para animarte y darte fuerzas pidiéndote que no pares y que sigas corriendo...pues sigues corriendo. El corazón a medio camino entre el pecho y la garganta. Las piernas a medio camino entre la dureza y el calambre. Pero llegas.
Siempre se llega si se tiene claro que se va a llegar. Así son todas las metas en la vida, el camino para alcanzarlas lo trazamos nosotros.

Cruzo. Feliz. Espero. No llega. Voy a por agua. Vuelvo a meta. Aparece.
Nos abrazamos y damos besos de alegría como si fuésemos amigas de toda la vida. A ella le tiembla la voz al decir..."ha sido muy emocionante, gracias".
"nada que ver con el asfalto" añade. Se emociona. Yo también.

A las endorfinas las tengo bailando flamenco, dando volteretas y palmas, incluso cantando por soleares y ellas son las que hacen que vuelva a casa con la música a tope en el coche, con los ojos llenos de lágrimas de tantísima alegría y con una sensación única..."yo de mayor, quiero seguir siendo cabra".

Pd1: también me quedo con el super abrazo, con levantamiento por el aire incluido, de mi amigo Carlos (Kamax) antes de la salida, que hacía mucho que no veía. Es un amor de hombre y le tengo un cariño inmenso.

Pd2: la carrera iba dedicada a mi sobri Julia♥, que cumplió 11 años. Directa me fui a su celebración, donde para rematar el cansancio de mis piernas, nos pasamos la tarde ensayando juntas (y la linda Sara), nuestro baile para la próxima Nochebuena...pero eso, ya será otra historia.

Pd3: me voy de vacaciones hasta el año que viene (yujuuuuu), así que a todos los que me leeis, os deseo unas super felices fiestas. Disfrutad al máximo, que de eso se trata la vida.


lunes, 26 de noviembre de 2012

Carrera montaña de Alcalalí

No voy riendo porque me lo provoque el cuestón que estoy subiendo, sino porque el fotógrafo estaba justo tras una piedra y no le ví, por lo que casi me da un espasmo. Le solté: "joder, qué susto!!!...pensaba que eras un jabalí!!"...
 
Esta carrera de 13kms de montaña, fue algo así como imprevista. Me inscribí tiempo atrás por error (si, por error de fechas, que soy así de atolondrada) y no pensaba ir. De hecho, ya tenía apalabrado con la organización que me guardaran el dinero para otra que harían en Febrero, pero por tema de lluvias, cambiaron su celebración del 18 al 25 de Noviembre y ese día sí que podía ir.
Se ve que tenía marcado en mi destino participar en ella y yo como a mi destino no me opongo, a no ser que no me guste lo que me trae, allí en la salida como un clavo amanecí.

Nada más salir por la puerta de casa, ya me arrepentí de ir de corto. Qué frío rascaba a las 7.30 de la mañana!!....pero como iba sola hasta allí (un pueblo de Alicante) y sabía que necesitaría mi tiempo por si me perdía (solo fueron 3 veces), no volví a subir a casa;  así que me hice la chula, miré de reojo a mis pelos de punta haciéndoles caso omiso, subí al coche cual alma que lleva el diablo y encendí la calefacción a temperatura brasero mesa camilla.


Así de bonito amanecía por la autovía. Más sola que la ONE...ni un puñetero coche...
 
Yo suelo ser de las vagas. De esas que ve a la gente corriendo (calentando) antes de empezar la carrera y piensa "pues vaya ganas"...pero esta vez el frío luchó a palos contra la vaguería y me puse a subir y bajar por los alrededores de la plaza cual peonza, hasta la hora de salida. No había quien me quitara los tiritones! y es que eso de ver a la gente en tirantes con apenas 6 grados mañaneros, me hacía poner hasta cara de estalactita.

Salimos y aquello empezó con pleno al 15...todo para arriba y nada más que para arriba. Los 400 m de subida (500 en total según mi gps) los hice en modo "mindfulness", aunque me venían a la mente los amigos que corrían el maratón de Donosti y de vez en cuando tenía que recentrarme.
No sé si por cosa del mindfulness o por mi autoevasión mental perpetua, dos veces me equivoqué de camino. Menos mal que intentaba ir consciente de las balizas, que sino, fijo que acabo playeando por la arena de Jávea!!!

Poco antes de empezar la bajada me dió alcance una chica y como ya llevaba mucho rato sin hablar decidí que era hora de darle rienda suelta a la lengua, que sino la pobre iba a acabar recriminándome el haberla llevado al mismísimo umbral del aburrimiento. La compi en cuestión era de las mías...así que nos contamos media vida en esas cuestas de piedras sueltas hacia abajo, pero sin dejar de correr, que tampoco estábamos de tostadas y café.

Teníamos claro que no debía quedar mucha gente detrás de nosotras, por lo que cuando cruzamos meta y nos entregaron los papelitos con los tiempos y posiciones, nos entró la risa. Yo había quedado 5ª de las veteranas A y ella 1ª de las veteranas B. Toma ahí campeonísimas runeras de la muerte!!!!!!!!! Más contentas que unas castañuelas nos dimos un abrazo enorme y nos dispusimos a quedar para la próxima...(no sin antes pegarme un atracón de bizcochos caseros que había puesto la organización de "chúpatelosdedosyrepite". Gracias a ellos, casi salí de allí rodando!!!. Lástima enterarme de que el que había de chocolate, se lo habían terminado los primeros.
A la otra, tendré que correr más rápido!!).




viernes, 16 de noviembre de 2012

Mindfulness


Cuando hace unos meses, mi profe de pilates máquina me comentó que se iba a impartir un curso de mindfulness en su centro, mi pregunta fue la típica de aquel que no ha escuchado ese "palabro" en su puñetera vida..."¿mainfulquéeee?".
En aquel momento no me supo explicar muy bien de qué se trataba, ya que ella también iba a hacerlo por primera vez, pero con solo oirle decir..."es algo así como aprender a centrarnos en lo que hacemos sin tener la mente llena de pensamientos", supe que ese iba a ser el siguiente curso al que yo me apuntaría.

Y me apunté.

El curso consta de 8 sesiones. Voy ahora por la mitad.
Al principio me pareció todo muy idílico (sobre todo porque la primera práctica la hicimos comiendo una golosina), pero por mi manera de ser, pensé, erróneamente, que era algo imposible de llevar a cabo en mi día a día.
Ahora que ya llevo semanas yendo, estoy muy sorprendida de ver los resultados.

Viva el mindfulness y el oriental que lo parió!

Voy a intentar explicarlo con mis propias palabras, que si hago un copia/pega de alguna definición que haya por la red en plan lenguaje técnico, fijo que os pensais que me he metido en historias budistas con la intención de reencarnarme en Angelina Jolie (y eso que sí pensé que valdría la pena intentarlo tras leerme el divertido libro "maldito karma" -por cierto, gracias por dejarmelo Bibi, se lo he pasado a la otra Syl-).

El mindfulness es algo así como una forma informal de meditar. No significa limpiar la mente de todo pensamiento, pero sí de ser consciente, con todos los sentidos, de lo que hacemos en cada momento. Dejar de darle vueltas al pasado que ya pasó y dejar que el futuro llegue sin vivir esperándolo ni tergiversándolo en nuestra mente, a nuestro antojo y lo que es peor, antes de tiempo.
Centrarnos en el presente, aceptando que los pensamientos van y vienen pero dejándoles marchar, sin juzgarnos ni molestarnos por el hecho de que aparezcan (como dice el profe que me da el curso..."si te llega un pensamiento, lo dejas ir y te das un beso en la mejilla").
A mi ahora me vienen como difuminados, no llegan a hacerse visibles en mi mente. Estoy aprendiendo mucho más rápido de lo que pensaba y la verdad es que es una ayuda tremenda para vivir el aquí y el ahora sin importar nada más.

Siempre he sabido disfrutar bastante del presente, pero mi cabeza parecía muchas veces un cóctel molotov de ideas, pensamientos, recuerdos, miedos, de "ysis" del futuro (y si pasa esto...y si pasa aquello) que a veces no me dejaban ni dormir.
Espectacularmente, desde que lo empecé, duermo como un tronco...y lo que es mejor, si me despierto por algo (tengo pis o mi niña llora), en 5 minutos me vuelvo a dormir como si en mis películas de los sueños no hubiese habido parón publicitario.

Cada semana nos manda deber para casa. Primero fue pararnos a comer con conciencia al menos 1 vez al día. Después realizar alguna ducha semanal con conciencia. Más tarde, elegir algo que hiciésemos habitualmente y hacerlo con conciencia (yo elegí correr, como no)...pero es que así como quien no quiere la cosa, sin casi planteármelo, ya hago un montón de cosas con conciencia. Concienzuda que es una!!
Gracias a ello, he conseguido una "limpieza" mental, que hasta mi neurona mareada anda alucinada consigo misma.
Como dijo mi profe en la 1ª sesión, que es una máxima budista..."lo que se resiste, persiste. lo que se acepta se transforma".

Os puedo asegurar que si tu visión y tu mente dejan de divagar por el pasado y de temer al futuro, de repente el cielo se vuelve más azul, las flores más coloridas, los olores más intensos y la respiración más acompasada por los latidos de tu corazón.
Solo existe el hoy y el ahora...y sentirlo así, es disfrutar de la única realidad que tenemos, que es nuestro presente.


Pd: si a alguien le interesa tener más información, podéis curiosear por la página de Vicente Simón, donde hay audios para hacer prácticas guiadas o en la de la Asosación Mindfulness y Salud.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Las super-girls solidarias

Julia, Luna y Syl, minutos antes de empezar (Luna ya enfadada de saber que iba en carro).
El pasado sábado 27, vivimos un día solidario por partida doble.

La mañana empezó con la 1ª edición de la carrera popular contra el cáncer de mama en Alzira. A la vez que 1ª edición, se trataba de la 1ª carrera en que mi niña iba a participar. Yo estaba ilusionada, pero ella, mil veces más. Desde que se lo dije hasta el momento de la carrera, debió recorrer varios kilómetros por el pasillo de casa. Puestos en línea recta, fijo que habría competido con el AVE hasta Madrid.

Aún con ese entrenamiento a sus espaldas, 4 kms para una niña de 2 añitos, hubiese sido un poco salvaje, por lo que decidí llevarla sobre ruedas hasta los últimos 200 metros en que la bajaría para el momento apoteósico de llegada a meta.  Eso en mi mente era algo sencillo y lógico…pero claro…en la suya, no.
“mami, yo quero baixar”…”mami, yo quero corre”…”mami, tesabor (por favor), quero corre un poquito”…y así, una y otra vez tipo disco de vinilo rayado hasta que le expliqué que la carrera era demasiado larga para ella y que bajaría cuando faltara poco para no cansarse mucho. Me entendió y esperó pacientemente. Menos mal que cuando yo hablo, no pasa un carro!!
Pero lo mejor estaba por llegar. A 200 metros de meta, la bajé. Julia cogió el carro y yo cogí a Luna de la mano. Llegábamos al final, por lo que la calle estaba llena de gente a un lado y al otro aplaudiendo sin parar. Luna corría a la vez que reía con un entusiasmo inigualable, sintiéndose campeona al verse rodeada de gente y aplausos…pero su gozo acabó en un pozo, en el mismo momento en que nuestros pies echaron el freno.
“buahhhhhh, buahhhh, buahhhh”… “yo no quero acabar, mami, quero corre”….”buahhhh, buaaahhhh”, así que nos tocó hacer más distancia que nadie y seguir hasta cansarla por todas las aceras de los alrededores.
Mi sobri, que piensa más con la cabeza que yo, me dijo: “tenías que haberla dejado correr desde el principio, seguro que así habría pedido subir al carro antes del 1er km”. 
Y tenía toda la razón, que por lo visto ese final inacabado para ella, ha encendido la energía runneadora y ahora quiere ir corriendo a todas partes!!!                                                                       

Club Triatló Algemesí, minutos antes de iniciarse el tri solidario.
 
Por la tarde, también con mi sobri. Fui al triatlón solidario que organizaba mi club dentro de la jornada deportiva “Pobreza 0”. Mi sobri hizo de reportera, yo de apuntadora de vueltas en uno de los carriles de la piscina. Nos lo pasamos genial, como siempre que me junto con la cuadrilla de ironmanes del CT Algemesí, que más que compis de un club (que yo ahora mismo de triatleta tengo lo que de rubia de bote), son muy buenos amigos.

En este caso, mi Luna no pudo imitar tanto deporte junto y decidió optar por el baile. Mientras iban llegando los participantes a meta, al son de la fuerte y marchosa música de los bafles, ella lo dio todo con sus vueltas, sus pasos laterales y sus agachaditas.
No creáis que eso me hace mucha gracia, que al verla, mi mente volaba por si sola al futuro y la imaginaba subida en todos los pódiums de la ciudad.

 
¡¡¡Castigada sin salir hasta los 30!!!!

viernes, 19 de octubre de 2012

Pequeña Wendy

La linda Wendy Mariela

Hace pocos días recibí una carta de Global Humanitaria en la que me informaban de que Elmer Obeniel, el niño al cual amadrinaba desde hace casi 10 años, había tenido que marcharse a otro país con su familia en busca de trabajo. Global Humanitaria no tenía actuación solidaria en dicho país y por tanto Elmer, dejaba de ser mi niño amadrinado.
Me dió muchísima pena, habían sido muchos años, muchos dibujos y correspondencia y de repente era como si ya ni existiera.
Tuve un momento de tristeza mezclado con enfado, pues llevaba muchos años pensando en ir a conocerle y ya no iba a ser posible...pero el consuelo me lo dió, una tarjeta que iba junto a la carta y que aún no había abierto, donde se encontraba la foto de Wendy...mi nueva niña amadrinada.

Wendy tiene 5 añitos y Luna cuando la vió dijo..."e mu guapa la nena, mami. Luna quere vela".
Así que cuando Luna sea un poco más mayor, tendremos que ir a conocer a Wendy, si o si...mientras tanto, le enviaremos dibujos y fotos para que sepa quienes somos y dónde estamos.
Espero no tardar tanto en ir y que vuelva a ser demasiado tarde.

¿Habrá maratón en Guatemala? ;)))

viernes, 5 de octubre de 2012

I'm so happy!!!





Siempre que he entrenado montaña entre semana, he aprovechado el mediodía para subir a la ermita del Puig (por cercanía a mi trabajo principalmente, pues está justo detrás)...pero llevaba años observando desde lejos (lado opuesto de la cuidad), la famosa Creueta de Xàtiva.

Pregunté hace un par de meses a mis compañeros de trabajo si me podían indicar por donde se subía (todos son de Xàtiva), pero entre explicaciones a medias y mensajes poco animadores ("tendrías que venir un sábado que a mediodía no te da tiempo"..."está mal señalizado, te perderás"..."yo subiría para acompañarte, pero es que está muy empinao y contigo igual me muero"...le decían a doña caracol herniá...), pues como que se me diluían un poco las ganas.

Pero no sé porqué, esta semana decidí que tenía que subir a conocer la creueta si o si...y para ello, empecé tal ardúa labor de estudio y análisis del google maps en posición satélite, relieve y earth, wind and fire...que finalmente cogí el montante y me fuí a probar suerte.

El primer intento fue el miércoles. Seguí las pocas indicaciones que me habían dado, el mapa mental trazado según el maps y mi intuición...
y me perdí.
Cuando ya ví que en lugar de acercarme a la cima donde se suponía que estaba la creueta (desde la base de la montaña no se ve), me estaba yendo a tres pueblos más para allá, decidí darme la vuelta y volverme con las ganas (iba a decir entre las piernas, pero suena fatal).

Hoy viernes, he vuelto. Tenía la corazonada de que iba a poder...pero como no sabía exactamente el tiempo que emplearía, no me quería hacer muchas ilusiones (por si me tocaba bajar antes de llegar a la cima para llegar de vuelta al trabajo duchada y comida).

He subido como alma que lleva el diablo, ni en las carreras voy yo así...y tela...subida pura y dura sin tregua alguna (ni descansillos ni banquitos para sentarse), creía que me quedaba sin respiración. A partir de la mitad, empezaba a haber pinos preciosos (es mi árbol preferido desde pequeña), a dejar oculta toda la vista entre tanta arboleda, a hacer incluso fresquito por la enorme zona de sombra...a venir a mi olfato un maravilloso olor a tierra húmeda; hasta que de repente, la frondosidad ha empezado a dejar paso a los rayos de sol...y ya casi escalando el último tramo, he llegado a los pies de la creueta sin tener la menor idea de que fuera a estar justo ahí y en ese momento.

IMPRESIONANTE!!!!...un cortado vertical prácticamente a cada lado que quitaba hasta el aliento. Me temblaban las piernas y la emoción del esfuerzo y las vistas, han conseguido que se me llenasen los ojos de lágrimas.
Qué gran momento de felicidad!!hasta me he abrazado a la cruz!!..."por fin nos conocemos", le he dicho.

Lo mejor de todo es que me da tiempo!!! 40' subiendo y 25' bajando...así que la creueta y yo, tengo claro que nos vamos a hacer íntimas amigas...yuuuuuuuuupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!


Pd: Añadido a esa inmensa felicidad, he recibido después un mail de mi hermana precioso, dedicándome una canción bellísima; encima hoy es viernes y la próxima semana tenemos puente en Valencia, por lo que no trabajaré hasta el miércoles (y estaré 4 días seguidos con mi reina!!!) y esta noche tenemos la cena de chicas de Octubre y estoy que me muero por verlas!!.
I'm so so happy!!!
Buen fin de semana for tutti.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Menino TRÍO!!


Trío 1: Kike, Syl y Coke
Pensé que nunca llegaría el día en que alguien me propusiera un trío. Pero llegó. Si a esa grata sorpresa le unes que dicho trío va a estar formado por dos tíos y servidora...pues como que el botón ON de la fantasía y la imaginación se ponen en marcha cual piloto automático.

Pero en esta vida, ni es oro todo lo que reluce, ni todos los gatos son pardos, ni todas las astillas son iguales al palo. Así que mi gozo en un pozo.
El trío en cuestión, era para formar equipo y participar en el Raid montañero de Andilla, donde este año celebraban su carrera con la única intención de recaudar dinero y ayudar a la repoblación de las miles de hectáreas quemadas este pasado verano.
Solidaria que es una...no pudo decir que no.
Trío2: Sergio, Cris y Alfonso.
Pocos días después, más amigos de mi tropa, decidieron unirse y batirse en duelo con nosotros.
Trío contra trío...trío de ases (el trío1: els meninets) contra trío de sotas (trío2: el menina plus).
A partir de ahí las risas fueron constantes, pues ya solo a través de mails estuvimos tejiendo estrategias para conseguir vencernos los unos a los otros...(con más imaginación y fantasía que si los tríos hubiesen ido por los derroteros que tocaba).

Coke y yo, teníamos claro desde el principio que el trío 2 nos pegaba mil vueltas...pero también sabíamos que el super competetivo de Kike, iba a luchar con uñas y dientes contra toda adversidad posible para poder verse vencedor.
La única manera de que eso pudiese suceder, era contando hasta el tiempo de trayecto en coche en el viaje de ida y el de vuelta, ya que les dimos esquinazo nada más salir en ambas direcciones.

Entre la ida y la vuelta, pasó de todo y viví sensaciones muy variopintas. Disfruté de la gran luna llena dejándose acariciar por el amanecer mientras escuchábamos a "The national" a toda castaña en el coche, sentí enormes ganas de llorar al ir acercándonos a Andilla y ver la barbaridad de hectáreas de naturaleza muerta por el fuego (aún olía a incendio tras casi 2 meses), me reí de los nervios pre-carrera de Kike y de Cris, de la profesionalidad de Alfonso haciendo calentamiento mientras nosotros hablábamos de tríos (de los otros) y de mi encuentro face to face con dos corredores mientas meaba.

La carrera constaba de 39kms repartidos entre los 3, el atleta 1 (en mi equipo: yo), hacía 9kms, el atleta 2 (Coke) hacía 12 kms y el atleta 3 (kike), 18 kms. Cris, Sergio y Alfonso respectivamente en el trío2.
Mi única pena es que sabía que eso me llevaría a tener que correr más sola que la una...¡¡¡y no poder hablar!!!...aún así, tuve suerte y me uní a una chica muy simpática con la que compartí varios kms de charla y ánimo.

Todo estaba muy bien señalado, pero en mi tramo, recorríamos unos cuantos kms por montaña quemada donde hasta los senderos se habían esfumado. Cuando ya fui sola, hubo momentos en que tuve que parar a buscar con la mirada por si veía a algún corredor a lo lejos ya que no sabía ni por donde tirar. Al final llegué en 1h06 sin excesivo cansancio, sin dolores de espalda ni de nada y lo que es mejor, siendo alcanzada por Coke y entrando juntos en meta. Qué alegría más grande me entró!!

Ahí ya nos pusimos los 4 (Cris, Coke, Sergio y yo) a dar buena cuenta de la cantidad de comida y bebida que habían puesto a nuestra disposición, mientras esperábamos a Kike y a Alfonso llegar de sus 18 kms.

El show final lo dió Kike (como siempre) que en su afán por ir más rápido que el viento e intentar ganar a todo el que se cruzaba por su camino, tropezó con una piedra en plena bajada y se dió de bruces contra la montaña, siendo arrastrado incluso varios metros. Cuando apareció por meta y vimos su cara, ya sabíamos que algo no había ido bien. A medida que se fue acercando, lo tuvimos claro...ya no era Kike, sino el Ecce Homo. Sangraba por la rodilla, por el cuádriceps, por el pecho, la camiseta agujereada...en fin...ni recién llegado del batallón. Al cabo de un rato ya nos estábamos muriendo de la risa de oír cómo lo contaba...y es que es difícil describir hasta donde llega la locura de Kike, porque es realmente único para todo.

Según sumado por él, con coche incluído, ganó el trío 1 por rapidez en carretera y por el buen saber hacer despistaor.
Según contado por la organización (contadores algo más cabales y lógicos), ganó el trío 2 por goleada, por penalties, por capacidad física y pulmonar y porque son de otra especie a la cual el trío 1 no pertenece.
All together now♪♪♪
Para rematar el día, nos fuimos todos (con parejas y niños) de comilona gallega (lacón con grelos) preparada con mucho cariño por mi Juanito. Y es que eso es lo que tiene correr...que después siempre entra hambre, ya sea de comida, de dúos o de tríos.


jueves, 20 de septiembre de 2012

Sotextrem 15 Sept 2012

Con disfraces y a lo loco!!!
En el mes de Julio mi amigo Coke me envió el enlace a esta carrera.
Él sabía que yo llevaba sin correr desde Febrero, por lo que no entendí a qué se debía esa proposición. No le hice ni puñetero caso.

Por si mi neurona loca se ponía en plan pensante y decidía caer en la tentación (es lo que tiene conocerse tanto tras 40 años de autoaguante) dejé ese enlace ahí guardado en lista de temas pendientes.

Un par de días antes de coger vacaciones y supongo que en un ataque de esos de euforia que dichos días provocan, entré en ese enlace, ví que eran "solo" 11.4 kms, me inscribí, comprobé que Coke no estaba inscrito aún, le envié mi inscripción y le dije..."yo ya estoy apuntada, así que tu ya tardas".

Me contestó super contento..."me has alegrado el día", creo recordar. Sabía que me llevaba esperando meses para volver a las andadas montañeras, siempre pendiente de si me hacían resonancia, de si me dolía la espalda, de si me iba bien el gimnasio, etc...
Hemos formado siempre un buen duo viajero-correril y lo hemos pasado genial en todas las carreras ...pero...a pesar de esa alegría momentánea, me remarcó algo en su respuesta en lo que yo no había ni caído..."tendrás que entrenar en Galicia, no?".

Joder, claro!!...si es que la fecha de la carrera era el 15 de Septiembre y yo volvía a finales de Agosto!!...¿cómo pensaba aquí mi intelecto encomao que podía correr 11.4kms tras más de 6 meses sin trotar un mísero metro??...¿rezando en arameo???...amos, no jodas!!!...
Mi neurona pensante había vuelto a fallar..."hay que pensar antes de actuar" me autocastigué a escribir mil veces en mi pizarra frontal.

En Galicia fue muy complicado entrenar...trasnochar, beber, bailar y fumar nunca va acorde con lo que uno en la mente tiene por vida sana...(vaya una gracia).
Aún así, un 17 de Agosto de 2012, justo 6 meses y 10 días después de mi último entrene, me armé de fuerza y valor...y salí a entrenar con un par (de piernas) por esos maravillosos paisajes gallegos tan especiales (y tan desnivelaos, mecagoensusmuelas!!).

3.3 kms ese día y 4.6 kms unos días después. 5 kms cuando volví a Valencia y 6.5kms pocos días antes de la carrera.
A punto estuve de decirles (para entonces ya habíamos liado a Cris y un compi mío del curro), que me era imposible asistir. Molestias ninguna por suerte, pero no podía con mi alma y el calor por estos lares seguía (y sigue) siendo irrespirable. Mi corazón no daba para pulsaciones excesivamente elevadas, salvo en los ratos en los que me enfrascaba a leer las "cincuenta sombras de Grey".
No hubo opción, mi compañero casi me fusila..."ahora te jodes por lianta y vas si o si".

La suerte (o ignorancia) de tener un talante optimista y positivo como el mío, es que al ver que la carrera tenía obstáculos y la peña iba disfrazada pensé..."bah...seguro que iremos parando cada 2 kms por los obstáculos y me dará tiempo  hasta de dormir la siesta"...
Lo dicho...ignorancia.

El pueblo estaba un poco más allá del fin del mundo, pero valía la pena llegar. Precioso es poco.
Al principio, mis amigos mamones, me hicieron sentir un poco marciana. Ni el tate iba disfrazao y yo ya había hasta salido disfrazada de casa (lo mío es un gusto por payasear que quita el sentido, oyes).
A medida que se iba acercando la hora de salida, aquello se fue convirtiendo en un carnaval.
Las ganas de divertirse se podían respirar y las risas de ver la locura de disfraces que había con el calor que cascaba, eran inigualables (a Cris y a mi se nos quedó grabado un tarzán en tanga que quitaba algo más que el hipo!).

Explicar en palabras cómo era la carrera es algo complicado. Voy a poner un vídeo que han colgado en youtube donde se ven todos los obstáculos naturales y artificiales por los que había que pasar (se me ve en el minuto 2.06 cruzando el río y en el 5.13 tirándome por un tobogán al agua enfangada) y así sobrarán las palabras.

La 1ª vuelta sin parar de cruzar el río, barro, tobogán, ruedas, reptar con la cabeza fuera y demás, te dejaba ya para el arrastre. Lo malo fue acabar esa primera vuelta pensando que habíamos hecho media carrera ya y ver que aún íbamos por el km 3 !!.
Ahí empezó la montaña pura y dura, la carrera de verdad, la seria...y ahí fue cuando mi ignorancia se puso a darle una paliza a mi optimismo y finalmente cogidos de la mano aceptaron que no les quedaba otra que subir y subir. Del km 3.5 al 10, ni media tregua...y yo sin entrenar, embarrada y pesadísima con el disfraz mojado, me acordé de la familia de mi amigo Coke al completo, con antepasados incluídos.

En el último tramo de bajada, ya reventados, la otra ilusa (mi amiga Cris) me dice..."ahora que ya nos hemos secado, no tendremos que volver a pasar por todos los obstáculos otra vez, no?" y mi ignorancia y mi optimismo que ya se habían dado de bruces contra la pared una vez, dijeron al unísono..."¿de verdad crees que esto podría acabar así?".

1h 57 minutos pone en la clasificación que tardamos. Yo como siempre, tan preparada para la guerra, llevaba el gps y se le acabó la batería en el km8.

A pesar de los moratones (llevo las piernas llenas), del cansancio general y del emboce en las duchas por la cantidad de paja que llevábamos por todo el cuerpo, el sotextrem nos hizo sentir de nuevo corredores de montaña...pero lo mejor de todo, fue que nos hizo sentir como niños.

Pd1. Gracias a Sot de Chera por tan espectacular organización (daba mucha risa ver a los voluntarios bebiendo cazalla y litronas de birra por todas partes), por tener un pueblo tan bonito y mostrárnoslo y por quitarle mucha seriedad a este deporte (que todavía hay gente que va a correr como si fuera a un exámen final de Septiembre)!!
Pd2. Gracias Cokito y Cris, por compartir conmigo siempre tantas risas.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Vacaciones 2012

♪♪ El final, del verano, llegó...y tú partirás...♪♪♪ (siempre me viene esta canción a la cabeza cuando me voy de Galicia. Este año no podía ser menos).

Es difícil contar un verano entero cuando se te acumulan los recuerdos y las vivencias de tal manera que tu mente simila un baúl lleno de fotos desorganizadas. Me vienen todas a la cabeza en plan secuencia de flashes que aparecen cuando menos lo espero y además sin llamar...pero lo mejor es que todos y cada uno de esos flashes, me hacen sonreír.
Han sido unas vacaciones en las que me he sentido, muy feliz. Unir viajar con mi Juanito y mi niña, disfrutar de amigos y familia junto con bailar en un montón de fiestas e incluso correr...es formar un cóctel de mil sabores hermosamente dulces.
He hecho más de 1000 fotos este verano, de las cuales he seleccionado 500 para no petar mi picasa y de ellas estas poquitas para que este post no se cargue toda la red.
Son 12 momentos de felicidad en total; tendría para poner 2012 momentos pero no es plan...que fijo me saldría el duendecillo de los blogs y me tiraría de las orejas por pesá!!!


Momento felicidad 1. Paseando con mi princesa por la Isla de la Toja. Qué delicia llevar chaqueta en pleno mes de Agosto cuando en Valencia hasta los cangrejos se untan crema para huír del sol!!


Momento felicidad 2. Tras coger conchas en una playa desierta a ritmo de caracol, relajándonos oyendo el mar chocar contra las rocas, mi pequeña y yo nos fundimos en un largo y dulce abrazo. Las horas en esta playa me hicieron desconectar y flotar como pocas veces en la vida.
 
 Momento felicidad 3. Paseo por las rías en un catamarán donde nos inflamos a mejillones y vino cosa fina. Espectacular ver como todo el mundo acabó bailando a ritmo de música salsa. Mi Luna bailando y acariciando a todos los perros, claro.

Momento felicidad 4. 1er día de las fiestas del pueblo de mi papi, en el que nos reunímos todos a comer pulpo en la plaza. Adoro las comidas familiares, por lo que este día, en familia con todo el pueblo, soy recontrafeliz.

Momento felicidad 5. 2º día de las fiestas, con la VII edición del cross popular que organizo en el pueblo. Este año hubo record mundial con 72 participantes. Sufrí momento agobio al tener preparadas bolsas de regalo solo para 65. Menos mal que tengo familia y amigos que siempre me salvan en los momentos de apuro!! (mi vida está plagada de supermanes y superwomans, soy una suertuda como la copa de un pino).

 Momento felicidad 6. Tanto ir a Prada como al río de las Ermitas, me aporta un sentimiento de unión con la naturaleza en estado tan puro, que son sitios en los que no me importaría quedarme para siempre...y creo que a mi peque, tampoco.
 Momento felicidad 7. Día de excursión y picnic con mis amigos y los niños de mis amigos a Vilariño. Jamás me había metido en un agua tan fría como la de aquel río...rejuvenecí 10 años de golpe (ya sé que no se me nota...pero hay que ser educado y callarse).
 Momento felicidad 8. Tras la comida popular del pulpo, nuestra amiga Bea deleitó a nuestros peques con una especial tarde de pinturas, maquillajes y cuentacuentos.
 Momento felicidad 9. Pocas cosas me divierten y gustan más que ducharme con mi chiquitina. Cada día es más divertida, parlanchina y especial. En aquella ducha con chorros, me reí con ella lo que no está escrito. Baboseando que es gerundio!!
 Momento felicidad 10. Encuentro y risas con los cantantes de la orquesta, tras habernos encendido en llamas al cantar la canción Eloíse. Ufff...qué calores nos hicieron pasar los Ricky Martin estos gallegos!!!

Momento felicidad 11. Comida familiar celebrando el cumple de mi mami y mi tío Jesús. Nada como estar con toda mi familia gallega a la que adoro hasta el cielo ida y vuelta dando un rodeo!!

Momento felicidad 12. Beso amoroso de mis papis. Amo a mis padres y amo ver cuanto se aman.



miércoles, 8 de agosto de 2012

Sylvie????....voooooyyyyy!!!! (Galicia me llama).

Hoy es uno de los días más especiales del año...desde que me he levantado ha sido inevitable bombardear mi cabeza con frases tipo:

"esta es la última vez que apago el despertador hasta después de vacaciones...
esta es la última mañana que me despido de mi peque con dolor de corazón hasta después de vacaciones...
esta es la última vez que me reuno con producción hasta después de vacaciones...
esta es la última vez que analizo rentabilidad hasta después de vacaciones...
y así es como sé que voy a estar hasta la hora en que me vaya para casa en la que haré por última vez ese camino hasta después de vacaciones"

 Soy muy pesada, rematadamente repetitiva, lo sé...pero esto forma parte de mis emociones y no me resulta muy fácil controlarlas...y es que JODERRRRRRRRRRRRRRRR... me la piro como un vampiro a Galicia!!!...primero a pasar unos días de casa rural con Juan y Luna a las rías/las islas y después a ver a mi gente del alma, con los que estoy deseando volver a estar.

Hoy no tengo brazos ni piernas ni cara ni ojos, hoy soy toda felicidad. No sé cual podría ser su forma humana, pero si por un momento la hubiese, hoy sería yo.

He vivido un mes de Julio maravilloso, entre la fiesta loca del cumple de mi amigo Coke en la que volvieron a aparecer esos dieciochoañeros que llevamos dentro todavía, las celebraciones varias por el chalé de mis amigos Pepe y Marilou o el de mi hermana, el montón de días de playa y piscina con mi doradita a la sal (osease mi Luna que ya parece prima hermana de kunta kinte) o el festival de finde completo de casa rural por el bodorrio de mis amigos Txunda y Lydia en Madrid, la verdad es que casi me ha parecido que ya estaba de vacaciones...pero eso no quita, que el ansia viva que tenía por el día 8 de Agosto, estuviese a punto de hacerme comer sin masticar cualquier calendario.

 Este es un verano muy especial para mi, no podía imaginar que mis padres fuesen a estar en Galicia desde el mes de Junio más felices que unas pascuas, ni que mi niña fuese a charlotear tantísimo y fuese a reírme con ella sin parar y menos aún que no descansase de correr en Agosto (como he hecho siempre) y precisamente haya decidido volver a hacerlo en Galicia.

 Reboso ilusión y ahora mismo me pondría a saltar dando volteretas por el suelo...o a hacer natación sincronizada con mi sobrina en la piscina hasta reventar de la risa.
Voy a toser fuerte desde aquí, a ver si así os contagio a todos!!!!(por si hubiese alguno/a menos contento que yo).

Feliz mes de Agosto y felices vacaciones.
Pd: ya tengo preparadas las camisetas y las copas para la carrera de mi pueblo. Ojalá volvamos a superar el récord de participación como cada año (60 personas en el 2011). Faltará mi amigo Michel que estuvo en todas las ediciones, aunque de alguna manera allí estará...ya nos encargaremos todos de que así sea.

miércoles, 18 de julio de 2012

Pilates máquina



Un par de ejercicios de los que hago en una de las tantas máquinas de pilates. Seguro que las posturas tienen nombre de algún animal, pero no me preguntéis porque no me las sé, que entre el delfín, el gato, la gaviota y el resto de la cuadrilla, estoy que no sé si mis ligamentos son míos o del vecino...(fotos que me hizo la profe).

La verdad es que si algo me alegra de que me hayan diagnosticado una hernia, es el hecho de haber conocido otros deportes y aprendido a disfrutar de ellos dejando un poco de lado mi obsesión por el correr. Los primeros meses lo eché bastante de menos, a partir del tercero ya me fui relajando (no físicamente desde luego) y ahora ya, tras casi 6 meses sin correr, me da hasta pereza volver a empezar. He decidido dejarlo para después de vacaciones que con estos calores no hay quien aguante bajo el sol si no es con un mojito en la mano.
Mientras tanto, seguiré entreteniéndome con mis clases de mantenimiento, el gimnasio, la elíptica y como no...el pilates máquina (y con las vacaciones, por supuesto, que las voy aprovechar de cabo a rabo).

Tras conocer el significado médico de lo que me había provocado la deshidratación en la L4-L5 (casi hay que hacer un máster para entender ese lenguaje), me puse manos a la obra. Leí muchísima información, busqué las mejores alternativas, pregunté a traumas, osteópatas y naturistas y de repente me ví en una máquina de estas estirando hasta las pestañas.

Encontré justo en la ciudad donde trabajo un centro en el que las clases son particulares, en el que aparte de reforzar aprendo de mi cuerpo cada día y en el que me lo paso en grande porque la profe es un encanto. Ni de lejos podía imaginar de qué se trataba, de hecho en las primeras sesiones pensé en dejarlo porque me resultaba estresante mentalmente el tener que concentrarme tanto aunque fuera solo para mover un brazo (que si hombros lejos de las orejas, que si aprieta ombligo, que si cierra vagina, que si pecho fuera, que si flecha hacia arriba en la cabeza....) ahora que lo conozco, creo que incluso cuando vuelva a correr, seguiré yendo.

Según reza la frase famosa que dijo su inventor Joseph Pilates "en diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo".
Yo llevo ya 22 sesiones y es cierto que he sentido y visto el cambio. Jamás había sido tan flexible como ahora, ni había sido tan consciente de las partes del cuerpo que movía...pero sin duda, lo mejor de lo mejor, es que no he vuetlo a tener ni un mínimo indicio de molestia en la espalda (y eso que me salto a la torera lo de "no cojas tanto a Luna al bracito"!!!).

No sé si dentro de 8 sesiones más tendré que mirar mi foto del DNI para reconocerme, pero lo que si sé ahora, es que me siento genial haciendo pilates y se lo recomiendo hasta el más pintao.

martes, 3 de julio de 2012

Marxa nocturna de nisesabe los kms


                 Con mi compi JoseRa un rato antes de empezar...como véis, sin imperdibles!
Entrada en meta, tropecientas horas después, riéndonos, porque reír era lo más aconsejable (eso, o enganchar del cuello a alguien de la organización). En primera fila, de izq a dcha, Basi, JoseRa y yo.

Tras prácticamente 6 meses sin ponerme un dorsal, era imposible que mi ilusión se fuera al garete por cualquier cosa. Motivos hubo, pero hoy en día y después de haber vivido en pocos meses muertes muy dolorosas, tengo claro que hay que tomarse todo con el mayor humor posible y disfrutar de lo que se hace por el mero hecho de tener la suerte de estar vivo y sano.

La organización de la carrera de montaña nocturna del Genovés fue desastrosa, al igual que según tengo entendido lo fue el año pasado, pero yo no puedo decir otra cosa que mi verdad...y es que me lo pasé en grande.
Me lió un compi del curro que es corredor. Él sabía que yo me estaba dedicando estos meses a fortalecer espalda y demás miembros anti-hernia, por lo que le fue fácil convencerme con las palabras mágicas "hay versión caminantes de 16 kms y la luna va a estar casi llena, te vienes?".

La noche no empezó ya muy potable para la organización, siendo pocos inscritos como éramos, la mitad nos quedamos sin imperdibles. Esperando que trajesen más (que nunca llegaron), se retrasó la hora de salida 10 minutos más de lo previsto.
Menos mal que teníamos allí a Basi, una corredora de 65 años amiga de mi compi, que buenamente compartió los suyos con nosotros.

Ir a una carrera de montaña con caminantes es una historia, ir con corredores, es otra muy distinta. La madre que los parió!!!...salimos como alma que lleva el diablo!!!...y hacia arriba, para no aburrirnos ya desde el principio!!...Si no llego a cenar a la hora de las gallinas con mi chica, me sale la cena por las orejas!!. Por si la subida y la velocidad fueran poco, teníamos otro handicap porculeador, el calor era asfixiante, casi irrespirable (más tarde supimos que era debido a que teníamos el fuego que ha arrasado con miles de hectáreas de montaña valenciana, muy cerca).

Entre sube-bajas, charlas, risas sin parar y conocer gente, el tiempo pasó volando hasta bastante avanzada la carrera. La anécdota de la noche fue que tras cruzar el río, todos paramos para refrescarnos y yo que me estaba meando (qué raro!), le dije a mi compi..."porfa, aguantame los palos que voy a apagar mi frontal y mear ahí detrás". De repente el grupo entero decide ponerse en marcha y justo el camino seguía por donde yo estaba agachada en plan gallina cloaca. Todos los frontales hacia mi!!!...¡¡¡reina por un día!!!!...cuanto nos pudimos reír!!!...

 A partir del km 12 o así, todo empezó a tomar otro color. Nos habíamos juntado más de 20 personas y cada una empezó a opinar de una manera distinta sobre el camino tomado (yo creo que todos menos yo que entre la oscuridad y que no conocía esas montañas, no sabía si estaba en el Genovés o en la conchinchina pirenaica). Empezamos a subir y a subir y a bajar y a bajar y volver a subir y a subir...hasta que ya en una cima allá donde cristo perdió el mechero, fueron parando todos, nosotros, más los que iban delante, más los que venían por detrás. Conclusión...era imposible que fuera ese camino, si teóricamente nos debían quedar 3 o 4 kms desde hacía una hora y el Genovés lo señalaban 3 montañas hacia el lado contrario, algo iba mal. Nos habíamos perdido.

Gabinete de crisis, todos a opinar en plan Rodrigo de Triana "tierra a la vista!" señalando con el dedo. Al final, llamada con móvil a la organización, explicaciones varias, unanimidad y ese veredicto que nadie quería oír..."hay que volver por donde hemos venido".
Era el peor tramo de toda la carrera y lo íbamos a hacer 3 veces!!! (había balizas porque había sido parte del recorrido, pero no porque lo fuera en ese momento)...increíble pero cierto.

Cuando llegamos a la bifurcación donde habíamos errado, vimos que la baliza cerraba todo el camino por el que SÍ había que ir. Nosotros culpamos a unos chavales que habíamos visto merodeando la zona al subir, pero los corredores de 32 kms que fueron por otro sitio, tuvieron muchos más problemas que nosotros, por lo que ya no sabemos si fueron unos u otros, lo que sí sabemos es que en vez de 16 kms debimos hacer medio maratón.

Para mi fue un aventurón y la verdad es que disfruté lo que no está escrito de principio a fin.
A parte de todas las vivencias de esa noche, conocer a Basi fue un gran regalo. Nunca había visto en mi vida a una mujer de 65 años con esa fuerza, esa valentía y ese espíritu de superación tan gigante. Nos pegaba mil vueltas a todos y los que entrenan con ella habitualmente contaban que no se pierde ni un solo entrene y que todos los acaba sprintando.
Yo charlé con ella toda la carrera, porque además de fuerte, era simpática y habladora hasta decir basta. Su fortaleza le viene desde pequeña, que vivía en las montañas de Chequia y solo para ir a comprar el pan, ya tenía que recorrer 7 kms para ir y 7 para volver. Hablamos de mil cosas, hijos, nietos, maridos, amor, matrimonio, embarazos, enfermedades, retos...y sin duda alguna me quedo con un comentario que le hizo a su doctora cuando le dijo que dejase ya de correr este invierno pasado al ponerse muy malita "mientras me lata el corazón y se me muevan las piernas, nada ni nadie va a obligarme a parar". Yo de mayor, quiero ser como ella.

Pd: Esta caminata fue dedicada con todo mi amor a mi amigo Michel y a mi chiquitita Ángela, que nos dejaron los corazones encojidos estos meses. Siempre formaréis parte de mi y de mis recuerdos.

viernes, 15 de junio de 2012

Mis chicas

A falta de Marijose (que se quedó durmiendo la siesta), aquí estamos todas las disfrutaoras de Benicassim.

Recuerdo cuando era pequeña lo mucho que importaba aquello de tener una"mejor amiga". Yo a veces sufría por no ser capaz de elegir a una en concreto.
Hoy tengo la suerte de tenerlo muy fácil porque ya no se me pide aquella exclusividad de antaño.

Ya son varios los años que llevamos organizando el "finde de chicas".
La crisis y los recortes no han podido tampoco esta vez con nuestra ilusión, que tal como tenemos comprobado, no nos hace falta tanto para divertirnos y disfrutar de 48 horas de locura, desconexión y risas.

Somos amigas desde más allá del siglo pasado, que aunque suene a que ya tenemos una edad, lo digo por lo mucho que nos conocemos y queremos. Y si, también vamos teniendo ya una edad, pero si nos vierais de juerguitis por un agujerito (menos mal que no), sabríais que les pegamos mil vueltas a muchas dieciochoañeras.

Hemos crecido juntas, hemos aprendido a darle toda la importancia que tiene a la amistad juntas y hemos compartido momentos malos, regulares, buenos y sobre todo muy buenos, también juntas.

Nos entendemos, nos gusta hablar a unas con las otras, a todas a la vez y hasta a veces hemos de pedirnos turno. Nuestras conversaciones igual pasan por el trabajo, los hijos, la salud y la crisis como por el sexo (tema del que solemos reírnos desencajadamente). Y aunque solemos pasar juntas muchos fines de semana del año (también con nuestros respectivos), cenar todos los primeros viernes de mes y este viajecito anual, son ineludibles para todas.

Esta vez la ciudad elegida (siempre suele ser de playa) fue Benicassim y la estancia a compartir, un par de bungalows chulísimos donde tuvieron que llamarnos la atención algún que otro ratito de tanto escándalo que montábamos (a mi no me miréis).

Como decía una de nosotras, a parte de todos los beneficios que nos aporta este sin parar de disfrutar, está lo que nos subimos entre todas la autoestima, que entre los muchos besos y mimos que nos damos, lo mucho que nos decimos que nos queremos y lo muchísimo que nos repetimos lo guapas que estamos haciendo incluso pase de modelos con nuestros trapitos varios...una vuelve para casa sintiéndose "simply the best".

Son mis chicas y ellas forman una parte importante de la felicidad de mi vida. Las quiero con el alma y sé que es algo mutuo hoy y siempre, porque cuando la comunicación entre amigos es fluida y sincera, el entendimiento, el respeto y el cariño nunca fallan.

♥ Marilou, Syl, Mai, Elenita, Ana, Amor, Cris y Maripuri♥, no tengo ninguna duda, vosotras sois mis mejores amigas.

(Este año por motivos varios faltaron Mer y Pilar. Brindamos por ellas y las tuvimos presentes. A la próxima, todas again plis).

miércoles, 23 de mayo de 2012

video


Hoy, día 23 de Mayo de 2012, mi Luna cumple 2 añitos.

El día de su nacimiento fue y será uno de los días más especiales, mágicos y bonitos de mi vida.

Es un amor tan enorme e incondicional el que me hace sentir que os prometo que hay días en los que me emociono y lloro con solo mirarla.
Es una gran luz en mi camino, un entendimiento con la vida como ningún otro, una aproximación sin igual a la felicidad absoluta.

Es una niña muy buena, muy risueña, muy cariñosa y muy especial. También es vergonzosa cuando no conoce y cantaora a todas horas.
Por las mañanas se despierta cantando (últimamente le canta el "cumpleaños feliz" a una hello kitty que ve desde su cuna) y cantar es lo último que hace antes de pedirme "teta".

Esta mañana va a celebrar el cumple con sus compis de la guarde, para los que ha llevado un precioso cuento y libros de colorear.
Esta tarde lo va a celebrar con la familia, para los que ya tenemos el pastel de chocolate y peras.
Y el próximo domingo, con todos los amigos e hijos de los amigos, con los que disfrutará hasta decir basta porque les quiere con locura.
(no le queda otra que salir a su madre que tanto le gusta celebrarlo todo).

Felicidades mi pequeña Luna.
Te amo infinitamente mucho mi amor.

Pd: El vídeo es la invitación que hemos grabado y enviado a todos los amigos. Como veréis, lo único que le hace pasar de cantar es el comer. Menuda tragonzuela!!!

viernes, 18 de mayo de 2012

My back will be back


Así de curranta es mi pequeñaja. A parte de preparar un saludable pastel de chocolate hecho de tierra y agua, coger rosas para su tía, su prima y su iaia y ayudar a regar las verduritas plantadas por su papi, también limpió algún que otro trocito de alfombra.
Fijo que incluso con ese curriculum lo tiene jodido el día de mañana...

No creo que lo de no parar quieta sea cosa de la edad. Yo, que soy su madre, sigo sin saber parar con mis 40 primaveras.

La última vez que corrí fue el día 7 de Febrero (según me chiva mi gps) y aunque no puedo negar que tengo monazo de corretear por montaña, la verdad es que no he tenido tiempo ni de medio aburrirme.

Como soy muy cumplidora y a mi me dijo el trauma que antes de volver a correr tenía que reforzar mucho la espalda, me puse a ello como si se acabara más que el mundo, el universo.
Empecé con la natación tal y como conté por aquí y cuando ya ví que habían dejado de acompañarme a dormir las molestias, decidí centrarme de pleno.

Tan de pleno, que igual cuando explique todo lo que hago, enviáis a los de la camisa de fuerza a buscarme esta misma tarde:

* Los lunes, miércoles y viernes (de 7 a 8 de la mañana), voy a clases de mantenimiento/estiramiento.
Yo pensé que esto sería en plan yoga o algo de ese estilo. Me pareció buena idea ir a unas clases relajantes de buena mañana en las que estirar las patas cual gato...pero no, cualquier parecido con mi imaginación fue puro azar!!...
El profe, un triatleta de esos de gimnasio bragao, nos pone de vuelta y media cada mañana cosa fina. Nunca había hecho tantas flexiones, abdominales ni movimientos de tantos tipos con las piernas. El primer día que fui, pasé dos días sin poder bajar las escaleras.
A pesar de las sudadas y la dureza, me gusta y además la mayoría de compañeros son corredores. Oirles hablar de carreras me da un chute de motivación que pa qué os voy a contar...

* Los lunes y miércoles (de 14.30 a 15.30), voy a clases particulares de pilates en máquina.
En esto fui igual de ignorante que en lo anterior.
La profe, se centra en mi sola...y en la posición de mis hombros, mi cabeza, mi pelvis, mi ombligo, mis codos, mis pies...y hasta en si coloco bien las pestañas!!!ufff...es complicao de cojones, pero tras casi dos meses, ya parece que le voy cogiendo el tranquillo. El día menos pensado, hasta sabré respirar como toca y cuando toca. Creo que la palabra que más sale por mi boca durante las clases es "hostia" (y me viene de super adentro, en serio, porque yo evitarla la evito todo lo que puedo).

* Los martes, jueves y viernes de 14.15 a 15.30, voy al gimnasio y antes de la rutina de entrenamiento con pesas que me han preparado, hago 25min de elíptica (con programa de subida al infinito y volver) y 15min de cinta (andando rápido).

El caso es que con todo esto no sé si cuando vuelva a correr me dolerá la zona lumbar, la dorsal o la cervical...lo que sí sé, es que igual ya estaré preparada para ganarme un  dinero extra como portera de discoteca!!!

Pd: El cansancio de esta semana termina con premio. Por fin me voy con mi hermana a disfrutar de su regalo por mi 40 cumpleaños. Nos vamos, mano a mano, a un spa de playa a pasar el finde. Tal como dice ella, a tocarnos el chichi (o a que nos lo toquen). ¿Se puede tener una sister más fantástica que la mía?...Me encanta irme con ella, sé que nos lo vamos a pasar en grande. I ♥ you Meui.



viernes, 4 de mayo de 2012

Copiamona

Hoy, mientras me duchaba en el gimnasio, recordaba una frase que le dijo una terapeuta a mi hermana no hace mucho ..."nuestros hijos son nuestros espejos. Lo que no te guste de un hijo, tienes que empezar a cambiarlo primero en ti".
Y es totalmente cierto.
Mientras eres hijo/a, las cosas que aborreces de tus padres no las ves reflejadas en ti ni por casualidad (hasta que te haces mayor y asumes que el refrán "de tal palo tal astilla" tiene más sentido del que pensabas)...y cuando eres madre/padre, lo que no te gusta de tus hijos, es siempre culpa de la herencia del otro (el caso es hacerse el sueco cuando algo no nos interesa).

Pensar eso me ha hecho analizar qué cosas desearía transmitirle a mi niña de mi ("siempre hablando de la vida" que diría mi amigo Pepe). De ella de momento a mi me gusta todo, pero supongo que es porque viviéndoles con esa tierna edad no somos capaces de ser aún muy objetivos. Espero que el día que deje de ser así, sepa aceptar que sus defectos, también lo son míos.

- Amor por lo natural, sin vergüenzas ni complejos (esto viene porque en esa ducha de hoy, me he visto rodeada en un momento dado por varias chicas con tetas operadas. Cada una con su cuerpo es muy libre de hacer lo que quiera, pero, el quirófano para lo estético, está fuera de mis límites neuronales. Convertir lo natural en antinatural, no va conmigo. Además, es que no me parecen atractivas las tetas que no se mueven!!!). Igual mi Luna luego se hace mayor y se pone unas tetas tamaño "vigilanta de la playa"...pero, en el difícil camino de la educación, intentaré que se acepte y se quiera tal cual es, con lo bueno y lo menos bueno (que en el cuerpo bueno es todo si no nos falta ni nos falla).

- Amor por el deporte (pero en vistas siempre a divertirse practicándolo y en gozar de una buena salud. No me gustan los niños que viven la competición como algo primordial en la vida, queriendo ser más que el otro desde tan pequeños. Por desgracia la vida ya nos hace crecer y tener que ser competitivos en demasiadas cosas como para que en la infancia no se dediquen únicamente a pasarlo bien y disfrutar).
El otro día estuve viendo un partido de fútbol entre niños de 6 años y me pareció feísimo lo que transmiten algunos padres que se supone son los modelos a seguir por sus hijos (insultos al árbitro, riñas con el entrenador por no sacar al niño a jugar o frases incluso a sus propios hijos a grito limpio tipo "poned los cojones donde hay que ponerlos!!"). Patético. Luego queremos que sean respetuosos con los mayores, que no griten ni insulten...JA!

- Amor por la naturaleza, los animales y la música (esto ya le viene de serie a ella. A veces pienso que ha sido así porque cuando todavía no hablaba siquiera ya se emocionaba al ver árboles, cualquier animalito o escuchar canciones). Aún teniendo ella esa devoción innata, yo quiero que entienda la naturaleza como un lugar donde sentir, oler, mirar y encontrarse con ella misma, así como un lugar al que respetar y cuidar. La llevo a la montaña todas las veces que puedo. Es muy gratificante verla disfrutar de coger piedrecitas, oler flores o saludar a los árboles y de tener muy claro ya que al suelo no se tira nada. Con los animales y la música es al contrario, ella está haciendo que yo vuelva a vivirlos como años atrás.

- Amor por las pinturas y las manualidades. Ya hay días que al llegar a casa me dice..."intar, mami, Luna" (que pintemos las dos). A veces se para a observarme porque yo me emociono con los pinceles, los rotuladores y las ceras. Hacemos tarjetas de felicitación para los cumples entre las dos y cada día aprende más y las hace más bonitas. Con lo que me gustan las manualidades a mi y la tanda de libros que tengo para hacerlas, ojalá le encanten siempre y nos pongamos de pegamento y recortes hasta la médula!.

- Amor por los libros y las fotos. Desde que ya saca las cosas de su sitio, nos hemos visto y revisto todos mis álbumes de fotos cien veces (menos mal que llegó la tecnología digital porque sino no haríamos otra cosa). Lo de los libros es más complicado, porque prefiere cuentos contados (inventados) que leídos ya que como es un poquito chulita (esto no debe ser mío), en cuanto empiezo a leer ella me dice..."ora, Luna" (ahora Luna) y coge el libro y pasa el dedo por las líneas leyendo en su idioma particular y ya no hay quien se lo quite.

- Amor por la amistad y su cuidado. Todo el mundo es bueno, mientras no te demuestren lo contrario. Quizá sea iluso pensar así, pero yo creo que gracias a eso tengo muchos amigos y lo que es mejor, cuento con ellos.

Y cosas malas que probablemente también le transmitiré no las voy a poner por escrito, una porque igual habría para abrir 10 blogs completos y otra porque quizá, muchas, las tendré que ir descubriendo a lo largo de los años junto a ella.
Son esponjas, son espejos, son monitos...somos nosotros en esencia y en pequeñito. No nos queda más que intentar por todos los medios sacar lo mejor de nosotros mismos.
¿No os pasa que a raíz de tener hijos os sentís mejores personas?

lunes, 2 de abril de 2012

Hasta siempre, Mimich

Fiestas de Galicia el pasado verano, Sylvie, Michel y Manu.

Se nos fue Michel. Así. Como si tal cosa. Como si la muerte no hubiese tenido nada mejor que hacer que ir a buscarle mientras dormía. Sin más culpables que un radiador desprendiendo gases irrespirables.
Y una se queda así como con cara de incomprensión sin saber contra quien gritar, donde buscar una explicación, cómo entender los motivos. Sintiendo dolor por una partida tan injusta como absurda.

Suele ser costumbre encontrar a la mejor persona del mundo en boca de todos cuando se va para siempre y decir lo mismo de él parecería ser un comentario muy trillado. Pero no. Con él se queda incluso corto.
Michel no era el típico amigo al que aprecias por todas sus virtudes y aceptas con todos sus defectos. A Michel se le quería sin peros.
Pensad por un momento si conocéis a algún amigo de quien nunca hayáis oído una crítica...¿difícil, verdad?...pues yo jamás oí a nadie hablar mal de él.
Su sonrisa perenne, su risa carismática y única, su disponibilidad incondicional para todos y para todo,  le hacían ser un gran amigo. UN AMIGO CON LETRAS MAYÚSCULAS, de los que quieres tener para siempre a tu lado.

Se nos fue Michel, una de esas personas por las que bien merecía que existiesen los milagros, o algún Dios, o algún ente sobrehumano capaz de haber hecho algo por él en sus últimas horas. Pero no. Todo es mentira. La vida no salva a nadie de nada, nos vapulea a su antojo, nos hace endebles y nos lleva a susurrar entre sollozos la miserable frase del "no somos nadie".

Se me vuelven a llenar los ojos de lágrimas al recordar a su gran amigo Manu decirme por teléfono...C'est la merde, Sylvie...c'est la merde...
Y eso es lo que es la muerte en una persona de 40 años, una mierda gigante. (me cuesta escribir mucho, tengo que parar).

Ya no podremos reencontrarnos todos para la siguiente fiesta sorpresa de los 40 años de algún otro amigo (gracias por haber venido a la mía), ya no serán iguales todas nuestras locuras de dieciochoañeros en las fiestas de Galicia, ya no podré tener la ilusión de compartir contigo alguna carrera, ni de hacer apuestas divertidas sobre mis tiempos, ni de babear haciendo besar a tu pequeño Pablo con mi pequeña Luna, ni de reírnos compitiendo como consuegros por nuestro número de vacas y terrenos, ni de tener esas conversaciones mágicas y anormales sobre el amor...
Ya no estás. C'est fini, que dijo Manu.

Gracias Mimich por todos estos años de diversión y alegría. Gracias por todo lo que nos has dado tan incondicionalmente. Gracias a la vida, a pesar de todo, por haberme otorgado la fortuna de conocerte.
Te quiero mucho Michel y no te voy a olvidar nunca.