miércoles, 23 de mayo de 2012

video


Hoy, día 23 de Mayo de 2012, mi Luna cumple 2 añitos.

El día de su nacimiento fue y será uno de los días más especiales, mágicos y bonitos de mi vida.

Es un amor tan enorme e incondicional el que me hace sentir que os prometo que hay días en los que me emociono y lloro con solo mirarla.
Es una gran luz en mi camino, un entendimiento con la vida como ningún otro, una aproximación sin igual a la felicidad absoluta.

Es una niña muy buena, muy risueña, muy cariñosa y muy especial. También es vergonzosa cuando no conoce y cantaora a todas horas.
Por las mañanas se despierta cantando (últimamente le canta el "cumpleaños feliz" a una hello kitty que ve desde su cuna) y cantar es lo último que hace antes de pedirme "teta".

Esta mañana va a celebrar el cumple con sus compis de la guarde, para los que ha llevado un precioso cuento y libros de colorear.
Esta tarde lo va a celebrar con la familia, para los que ya tenemos el pastel de chocolate y peras.
Y el próximo domingo, con todos los amigos e hijos de los amigos, con los que disfrutará hasta decir basta porque les quiere con locura.
(no le queda otra que salir a su madre que tanto le gusta celebrarlo todo).

Felicidades mi pequeña Luna.
Te amo infinitamente mucho mi amor.

Pd: El vídeo es la invitación que hemos grabado y enviado a todos los amigos. Como veréis, lo único que le hace pasar de cantar es el comer. Menuda tragonzuela!!!

viernes, 18 de mayo de 2012

My back will be back


Así de curranta es mi pequeñaja. A parte de preparar un saludable pastel de chocolate hecho de tierra y agua, coger rosas para su tía, su prima y su iaia y ayudar a regar las verduritas plantadas por su papi, también limpió algún que otro trocito de alfombra.
Fijo que incluso con ese curriculum lo tiene jodido el día de mañana...

No creo que lo de no parar quieta sea cosa de la edad. Yo, que soy su madre, sigo sin saber parar con mis 40 primaveras.

La última vez que corrí fue el día 7 de Febrero (según me chiva mi gps) y aunque no puedo negar que tengo monazo de corretear por montaña, la verdad es que no he tenido tiempo ni de medio aburrirme.

Como soy muy cumplidora y a mi me dijo el trauma que antes de volver a correr tenía que reforzar mucho la espalda, me puse a ello como si se acabara más que el mundo, el universo.
Empecé con la natación tal y como conté por aquí y cuando ya ví que habían dejado de acompañarme a dormir las molestias, decidí centrarme de pleno.

Tan de pleno, que igual cuando explique todo lo que hago, enviáis a los de la camisa de fuerza a buscarme esta misma tarde:

* Los lunes, miércoles y viernes (de 7 a 8 de la mañana), voy a clases de mantenimiento/estiramiento.
Yo pensé que esto sería en plan yoga o algo de ese estilo. Me pareció buena idea ir a unas clases relajantes de buena mañana en las que estirar las patas cual gato...pero no, cualquier parecido con mi imaginación fue puro azar!!...
El profe, un triatleta de esos de gimnasio bragao, nos pone de vuelta y media cada mañana cosa fina. Nunca había hecho tantas flexiones, abdominales ni movimientos de tantos tipos con las piernas. El primer día que fui, pasé dos días sin poder bajar las escaleras.
A pesar de las sudadas y la dureza, me gusta y además la mayoría de compañeros son corredores. Oirles hablar de carreras me da un chute de motivación que pa qué os voy a contar...

* Los lunes y miércoles (de 14.30 a 15.30), voy a clases particulares de pilates en máquina.
En esto fui igual de ignorante que en lo anterior.
La profe, se centra en mi sola...y en la posición de mis hombros, mi cabeza, mi pelvis, mi ombligo, mis codos, mis pies...y hasta en si coloco bien las pestañas!!!ufff...es complicao de cojones, pero tras casi dos meses, ya parece que le voy cogiendo el tranquillo. El día menos pensado, hasta sabré respirar como toca y cuando toca. Creo que la palabra que más sale por mi boca durante las clases es "hostia" (y me viene de super adentro, en serio, porque yo evitarla la evito todo lo que puedo).

* Los martes, jueves y viernes de 14.15 a 15.30, voy al gimnasio y antes de la rutina de entrenamiento con pesas que me han preparado, hago 25min de elíptica (con programa de subida al infinito y volver) y 15min de cinta (andando rápido).

El caso es que con todo esto no sé si cuando vuelva a correr me dolerá la zona lumbar, la dorsal o la cervical...lo que sí sé, es que igual ya estaré preparada para ganarme un  dinero extra como portera de discoteca!!!

Pd: El cansancio de esta semana termina con premio. Por fin me voy con mi hermana a disfrutar de su regalo por mi 40 cumpleaños. Nos vamos, mano a mano, a un spa de playa a pasar el finde. Tal como dice ella, a tocarnos el chichi (o a que nos lo toquen). ¿Se puede tener una sister más fantástica que la mía?...Me encanta irme con ella, sé que nos lo vamos a pasar en grande. I ♥ you Meui.



viernes, 4 de mayo de 2012

Copiamona

Hoy, mientras me duchaba en el gimnasio, recordaba una frase que le dijo una terapeuta a mi hermana no hace mucho ..."nuestros hijos son nuestros espejos. Lo que no te guste de un hijo, tienes que empezar a cambiarlo primero en ti".
Y es totalmente cierto.
Mientras eres hijo/a, las cosas que aborreces de tus padres no las ves reflejadas en ti ni por casualidad (hasta que te haces mayor y asumes que el refrán "de tal palo tal astilla" tiene más sentido del que pensabas)...y cuando eres madre/padre, lo que no te gusta de tus hijos, es siempre culpa de la herencia del otro (el caso es hacerse el sueco cuando algo no nos interesa).

Pensar eso me ha hecho analizar qué cosas desearía transmitirle a mi niña de mi ("siempre hablando de la vida" que diría mi amigo Pepe). De ella de momento a mi me gusta todo, pero supongo que es porque viviéndoles con esa tierna edad no somos capaces de ser aún muy objetivos. Espero que el día que deje de ser así, sepa aceptar que sus defectos, también lo son míos.

- Amor por lo natural, sin vergüenzas ni complejos (esto viene porque en esa ducha de hoy, me he visto rodeada en un momento dado por varias chicas con tetas operadas. Cada una con su cuerpo es muy libre de hacer lo que quiera, pero, el quirófano para lo estético, está fuera de mis límites neuronales. Convertir lo natural en antinatural, no va conmigo. Además, es que no me parecen atractivas las tetas que no se mueven!!!). Igual mi Luna luego se hace mayor y se pone unas tetas tamaño "vigilanta de la playa"...pero, en el difícil camino de la educación, intentaré que se acepte y se quiera tal cual es, con lo bueno y lo menos bueno (que en el cuerpo bueno es todo si no nos falta ni nos falla).

- Amor por el deporte (pero en vistas siempre a divertirse practicándolo y en gozar de una buena salud. No me gustan los niños que viven la competición como algo primordial en la vida, queriendo ser más que el otro desde tan pequeños. Por desgracia la vida ya nos hace crecer y tener que ser competitivos en demasiadas cosas como para que en la infancia no se dediquen únicamente a pasarlo bien y disfrutar).
El otro día estuve viendo un partido de fútbol entre niños de 6 años y me pareció feísimo lo que transmiten algunos padres que se supone son los modelos a seguir por sus hijos (insultos al árbitro, riñas con el entrenador por no sacar al niño a jugar o frases incluso a sus propios hijos a grito limpio tipo "poned los cojones donde hay que ponerlos!!"). Patético. Luego queremos que sean respetuosos con los mayores, que no griten ni insulten...JA!

- Amor por la naturaleza, los animales y la música (esto ya le viene de serie a ella. A veces pienso que ha sido así porque cuando todavía no hablaba siquiera ya se emocionaba al ver árboles, cualquier animalito o escuchar canciones). Aún teniendo ella esa devoción innata, yo quiero que entienda la naturaleza como un lugar donde sentir, oler, mirar y encontrarse con ella misma, así como un lugar al que respetar y cuidar. La llevo a la montaña todas las veces que puedo. Es muy gratificante verla disfrutar de coger piedrecitas, oler flores o saludar a los árboles y de tener muy claro ya que al suelo no se tira nada. Con los animales y la música es al contrario, ella está haciendo que yo vuelva a vivirlos como años atrás.

- Amor por las pinturas y las manualidades. Ya hay días que al llegar a casa me dice..."intar, mami, Luna" (que pintemos las dos). A veces se para a observarme porque yo me emociono con los pinceles, los rotuladores y las ceras. Hacemos tarjetas de felicitación para los cumples entre las dos y cada día aprende más y las hace más bonitas. Con lo que me gustan las manualidades a mi y la tanda de libros que tengo para hacerlas, ojalá le encanten siempre y nos pongamos de pegamento y recortes hasta la médula!.

- Amor por los libros y las fotos. Desde que ya saca las cosas de su sitio, nos hemos visto y revisto todos mis álbumes de fotos cien veces (menos mal que llegó la tecnología digital porque sino no haríamos otra cosa). Lo de los libros es más complicado, porque prefiere cuentos contados (inventados) que leídos ya que como es un poquito chulita (esto no debe ser mío), en cuanto empiezo a leer ella me dice..."ora, Luna" (ahora Luna) y coge el libro y pasa el dedo por las líneas leyendo en su idioma particular y ya no hay quien se lo quite.

- Amor por la amistad y su cuidado. Todo el mundo es bueno, mientras no te demuestren lo contrario. Quizá sea iluso pensar así, pero yo creo que gracias a eso tengo muchos amigos y lo que es mejor, cuento con ellos.

Y cosas malas que probablemente también le transmitiré no las voy a poner por escrito, una porque igual habría para abrir 10 blogs completos y otra porque quizá, muchas, las tendré que ir descubriendo a lo largo de los años junto a ella.
Son esponjas, son espejos, son monitos...somos nosotros en esencia y en pequeñito. No nos queda más que intentar por todos los medios sacar lo mejor de nosotros mismos.
¿No os pasa que a raíz de tener hijos os sentís mejores personas?