miércoles, 22 de mayo de 2013

Trail Menorca Sud II. Veni, Vidi, Vici

Esta foto la mandé a mis amigos gallegos por whatsapp cuando llevaba 10 horas de carrera. Estaba feliz y radiante porque me sentía como una moto de motor trucao.
 
Dormí fatal de los nervios que tenía y mis nervios pasaron a ser los de una lagartija con parkinson cuando al despertarme a las 3am soñando cosas locas, oí que llovía a cántaros. Me levanté y me puse tapones en los oídos. No hay mayor sordo que el que no quiere oír, desde luego, pero si no negaba la realidad, no habría podido ya ni respirar.
6 am. Despertador. Nos levantamos (Miguel y yo) a desayunar. Tere nos acompaña con cara de "están locos estos romanos". Entre que aún es medio de noche y que por la ventana vemos el diluvio universal caer así como un viento huracanado que hace balancear una sombrilla del patio cual bandera americana, solo oigo a Miguel diciendo sin parar..."yo paso. yo me vuelvo a la cama".

Nos armamos de valor y salimos pitando hacia la estación de autobuses. Mahón está vacía, gris y encharcada. Nosotros acojonados.

Llegamos a Es Castell en el bus, con media hora de tiempo antes de darse la salida. Todos los corredores nos vamos cobijando bajo unos toldos con goteras mirando hipnotizados como cae la lluvia, con caras de pócker. Una de las participantes (llamémosla X) se pone a hablar con nosotros super amigablemente. Comentamos sobre horas, frontal, la noche y el terreno hasta unos minutos antes de empezar.

Yo tenía muy claro que la carrera era muy larga y que iba a empezar reservando muchas fuerzas, así que me despedí de Miguel (que su moto no va trucada sino que directamente lleva alas) y empecé en la cola del grupo. Llovía y hacía viento, pero ya ves tu como es el cuerpo humano y las sensaciones, que a los 200 metros de carrera y viendo cómo me sentía de ligera y fresca...prometo que pensé...
"pufff...qué bien me siento!...hoy voy a correr de puta madre fijo!".

Al 1er kilómetro ya me tuve que parar a mear (los nervios me dan flojera), con tan mala suerte de ponerme sobre una ortiga...(puntería que tiene una) y tener que ir rascándome el culo sin parar hasta
casi el primer avituallamiento. Eso es empezar con atino.

El recorrido no iba señalizado especialmente, sino que tenías que ir buscando las balizas de la GR 223 que es el Camí de Cavalls que rodea toda la isla de Menorca. Eso para mi, que soy de orientación nula tirando a menos, fue una putada...de hecho, no soy capaz de contar las veces que me perdí y el tiempo empleado en reencontrarme. Tampoco digo que fuese tan difícil, pero había que estar muy muy al tanto...y yo, la verdad es que mucho no sé estarlo...los laureles me atrapan sin cesar y no hay desatrapador que me desatrape.
En mi primera pérdida, me avisa un chico, Joan, con el que compartí después varios tramos de carrera. Me enseña un truco para perderme un poco menos...unos cuadraditos blancos que hay pegados en algunos sitios son reflectantes para la noche, por tanto, también son indicadores del camino.

1er Avituallamiento, km10. Punta prima.

Hasta aquí llegamos juntos, Joan, una chica y dos chicos más con los que voy hablando. Sigue lloviendo mucho y haciendo un aire pesadísimo que me llega a quitar varias veces la gorra. Mezclo isotónico con gel, como y cojo algo de frutos secos y en cuanto puedo, vuelvo a correr. La verdad es que estar parada con ese temporal casi era más incómodo que ir corriendo.

2º avituallamiento, Km 29. Calen Porter

19kms de un avituallamiento a otro era un mundo, pero con Joan y otro hombre con los que fui se me hizo muy ameno. Algunos kms antes de llegar al km29, empezamos a dudar de si vamos por el camino correcto. Paramos, nos metemos por caminos que no son, vamos, volvemos, miramos, caminamos y al final decidimos ir por donde nos lleve el viento. La llegada a este avituallamiento es una fiesta. Nos aplauden mogollón a todos y se desviven por ayudarnos ante cualquier necesidad. Un 10 para ellos sin duda.

3er avituallamiento, Km 43. Sto Tomás

Aquí es donde nos dan pasta fría en tupers, añadida a lo ya dado en el resto de avituallamientos (mucho y variadísimo), por lo que ya tenía pensado desde el principio que era el lugar en el que pararía a comer. Eran las 3 y pico de la tarde, el cielo había empezado a clarear y una ya podía plantearse parar, sentarse, adecentarse un poco las zapas, quitarse las mil piedras de los calcetines y relajarse un poquito.
Llego y allí me encuentro a la chica X de la salida. Al verla y alegrarme, yo, que no soy exagerada ni nada...me acerco tal que así..."amigaaaaaa...qué alegría!!...cómo te va??"...
Su respuesta con cara de perro enfadado me dejó algo más que cortadísima y más con todo el mundo de la organización delante que debió pensar que se me había ido la pinza cosa fina.
Me contestó poco y mal y le faltaron microsegundos para recoger sus cosas y largarse cagando leches. En el primer momento no entendí tal desplante, pero mientras comía mi tuper de pasta, analicé su conversación con nosotros en la salida y me di cuenta de que había estado tanteando el terreno conmigo en plan competitivo y que yo, ignorante que suelo ser en estos temas porque jamás he ido a una carrera pensando en ganar ni mejorar puestos, no me había ni medio enterado siquiera.

Y aquí fue donde mi carrera dio un vuelco de mil quinientos grados. De repente noté como mi cuerpo resurgía del cansancio, las pilas autorecargables se insuflaban de energía y en mi mente apareció una frase que no pude quitarme de encima hasta bien pasadas varias horas...
"pues ahora, tía mala sombra, te vas a cagar por las patas!!!"

Comí mucho más rápido de lo previsto, me cambié la ropa mojada, rellené mi camel con isotónico, me abroché con ganas los cordones de las zapas y salí de allí como si aquello no hubiese hecho más que empezar.

A partir del km 50 sabía que venía la zona más montañera y tenía claro que si le daba alcance a X, no podría conmigo (por lo hablado en la salida, deduje que ella era más de asfalto).
Verla a lo lejos entre los árboles, andando, ya me supo a gloria. Al pasarla, le pregunté qué tal iba...y en cuanto vio que era yo, se puso a correr y a decirme "estoy muy bien, voy muy bien"...pero no iba tan bien o quizá yo iba demasiado bien, que a los pocos minutos la perdí de vista. Si conseguía llegar a meta por delante de ella, ya tenía claro que me sentiría super ganadora (sin saber posiciones ni historias).

4º avituallamiento, km 55. Cala Galdana

Llego aquí corriendo cual gacela. Sorpresón bárbaro al encontrarme en el avituallamiento a Pepe, un corredor amigo de Menorca, al que hacía unos 5 años que no veía. Me informa de que quedan 2kms más hacia arriba y que luego ya todo es llanear. Gracias Pepe por tus ánimos y alegría.

Cuando llevas tantos kms y el isotónico y los geles se te salen por las orejas, aparece un momento en que todo lo planeado para intentar llevar un buen aporte de nutrientes en carrera te empieza a dar igual. A mi me pasó ahí. Vi la Coca-Cola y se me pusieron ojos de búho. "Quiero beber Coca-Cola fresca y quiero también un sándwich de nocilla, por favor!!". Nada en el mundo me apetecía más.

5º avituallamiento, km 69. Son Saura

No cuento las veces que me perdí porque necesitaría 7 crónicas, pero encontrar este avituallamiento ahí escondido en un lateral de la playa tras preguntar a unos niños que jugaban a la pelota, fue casi como el que encuentra un oasis cuando va perdido por el desierto. Y ni te cuento cuando te paras a pensar que ya solo te queda un avituallamiento antes de meta. Porque el terreno estaba lleno de piedras, arena y barro, sino, habría empezado a dar hasta volteretas!!!

6º avituallamiento, km 77. Cap d'Artruix

Poco antes de llegar, voy a encender el móvil para avisar a Tere y Miguel (él ya había llegado a meta) de que me quedan los últimos 12 kms y el código pin empieza a hacer cosas raras. Tantas cosas raras, que a la de 3 se me bloquea y me pide el número PUK.
Mecagoentodaslastecnologías del mundo mundial y sideral, pero no puedo más que aceptar que las cosas suceden siempre por algo y que no puedo hacer nada. Ni avisarles de cuando llego, ni seguir informando a mis grupos de whatsapp, ni poder seguir recibiendo los ánimos de todos, que tanto me habían impulsado a llegar hasta allí.

Miro la hora, veo que son casi las 20h y que el cielo está empezando a oscurecer. No hay cosa que más acojono me de que imaginarme por aquellos acantilados de noche con tan solo la luz del frontal, así que guardo el teléfono muerto, pienso que ha dejado de funcionar para que no pierda más el tiempo, me abrocho las correas de la camel super fuerte, me doy cuenta de que esta última parte es solo para mi, que ya no la voy a compartir con nadie, que es mi alfombra roja particular hasta meta, así que aprieto los puños y los dientes y me digo en voz alta..."joder Syl, que estás super fuerte, lo estás haciendo que te cagas, vas de puta madre, eres una campeona, vamoossss!!".

Y empiezo a correr, a sortear todas las piedras que puedo y que hacen tan complicado el camino, a pensar en el vídeo que mi hermana me ha mandado de mi niña diciéndome que me quiere y que soy una campeona, se me saltan las lágrimas a ratos, sonrisas a otros...incluso gritos de susto cuando de detrás de un matorral me sale corriendo un burro que no esperaba.
Son 12kms eternos...Ciudadela no llega nunca. O esa es la sensación cuando todos los micropueblos que veo pienso que ya son la ciudad. Gente que me ve pasar y quiere informar, me desinforma...te quedan 5kms, te queda más de 1 hora seguro, te quedan 7kms, te quedan 2, aún tienes que pasar dos calas más, ya lo tienes ahí...

Pero cuando uno sueña, sueña de verdad, en voz alta, con la mente abierta, creyendo que todo lo soñado se cumple, entonces, como decía aquel, el universo conspira a tu favor, los astros se alinean y todo se vuelve magia. La varita de la vida da sobre nuestra chistera de los éxitos escondidos y entonces, de repente, todos esos sueños se vuelven realidad.
El arco de meta aparece. Mis pies han dejado de pisar el suelo para flotar sobre mi éxito, mi emoción y mi estrella verde (*). Levanto los brazos... y por todos mis canales energéticos entra la felicidad implacable del que una vez más, ha sido el protagonista de su propia y única historia.
13h 20 min, 1ª mujer de la carrera y de veteranas. Me siento gigante. Me siento feliz.

________________________________________________________________________________

Pd1: Los paisajes de Menorca quitan la respiración. Soy muy afortunada de haberla conocido corriendo por toda su costa Sur.
Pd2: Todas las gracias son pocas para la organización, los voluntarios, el director de carrera Víctor y el fisio que al acabar me dejó las piernas como nuevas.
Pd3: Gracias especiales a Miguel y Tere por ilusionarse conmigo y por todo lo vivido esos días los 3 juntos. Felicidades Miguelito por tu carrerón...cada año de más, más fuertes!. Gracias a mi grupo de brujillas y al del Ukelele con mis amigos de Galicia (me llevaron en volandas por whatsapp...que hasta llorar me hicieron). Gracias a todos los amigos y familiares que me enviaron mensajes y cariño. Gracias a mis colegas de pandilla runners, Kike y Coke por cada mensaje y llamada. Gracias a Gema, la mister, por tanta paciencia conmigo. Gracias a Pep, mi maestro de meditación, que me hizo cantar hasta mantras por el camino. Gracias a Juan, que sé cuanto sufre por mi con estos retos y a mi Luna por su amor infinito.
Gracias descomunales a mi hermana (*), ella bien sabe por cuanto.

(*) "Syl, te envío una estrella verde que llega en este mismo momento a tu corazón. Es la estrella de la esperanza. No dejes que nunca se apague. Ten certeza que ella iluminará tu camino...Se siempre positiva y da gracias por todo. Se feliz y contagia con tu corazón iluminado a otras personas. Ánimo! Estamos contigo y llegues hasta donde llegues siempre te querremos!"

13 comentarios:

Manuel dijo...

La estrella verde que te rozó el culo en el kilómetro 1... esa fue la clave; lo que te espoleó durante 13 horas.

bueno, y también, lo de tomarte las aventuras como un juego, o mejor dicho, ... como una merienda con cocacola y nocilla.

¡A por otra, escarabajo! Aún puedes llegar más lejos y más alto, pero por ahora disfruta de este momento de alineación de astros, y que sea por siempre...

Bso

Anónimo dijo...

¡¡¡¡Que pasada!!!!. Enhorabuena. Siento admiración. No tengo palabras.

Anónimo dijo...

Fue un auténtico placer. Celebro que te gustase el sur, pero el norte es aún más bonito. Sabes, después de cada media (ahora suelo bajar de las 2h) pienso siempre en el intento fallido de Almansa (2008 creo) y en lo rebién que lo pasamos. Sois grandes. Un besote a Luna y otro para ti.
Pepe.

Genín dijo...

Jo tia, acojonadito perdido me tienes!!!
¡Bravo!
Y a la siesa esa de la X que le den mucho!!!
¿Han sido como 100km? No me ha quedado muy claro después de los 77
¡Que bárbara!
¡Felicitaciones!
Besos y salud

Anónimo dijo...

BIKOS,BIKOS E MAIS BIKOS...HOXE VOU CORRENDO A TRABALLAR!...MOITAS GRACIAS PEQUERRACHA!!!DE ALGO CHE SERVIO ANDAR A CORRER DE PEQUENA DETRÁS DA TUA IRMAN E MAIS EU...
T.Q.

Amig@mi@ dijo...

Te vuelvo a decir lo mismo. TE ADMIRO, Syl. Eres super woman.
Mi enhorabuena.
Besos

Pi dijo...

Qué grande eres Súper Syl!!!!!
Tenía claro que habría episodio tipo ortiga, y es que tienes una puntería…jeje.
No conocía esa faceta tuya tan competidora, pero la tía "X" esta se lo merecía.
Eres una máquina, me alegro muchísimo que sigas disfrutando tanto de las carreras montañeras esas que te gustan tanto.
Yo, antes de jubilarme, tengo que probar con alguna aventura de esas de 100 kms perdido por las montañas.
Besos y felicidades!!!!

Carlos J. Utrilla dijo...

Que me emociono, Sylvie. Y, sobre todo, me dan unas ganas de apuntarme a algo así...

Enhorabuena por todo: carrera, podio y por amargarle el día a la amargada de la tipa esa.

Por cierto, la crónica para "mearse". Con cuidado, eso sí.

Un besazo.

Anónimo dijo...

Hola Sylvie!!
No te conozco en persona, aunque me encantaría, quizá algún día en una carrera perdida de la mano de Dios por ahí...pero vamos que sigo tu blog hace tiempo y me gusta mucho, tu forma de ver la vida, tu sentido del humor, contagias optimismo y de verdad que en momentos malos que he tenido recientemente me ha sido de ayuda echar unas carcajadas leyendote y llenarme de positivismo, GRACIAS!!!

Sylvie Blanco dijo...

Uys, cuantos mensajes!...hacía tiempo que no tenía que contestar a tanta gente!...Muchas gracias de antemano a todos por pasar por aquí.

Manuelcillo, gracias. Ya sabes que tus palabras siempre me han encantado, que tienes magia para escribir y eso me llega.
Que pueda llegar más lejos, seguro...ahora, más alto...no sé yo...a estas edades mal lo tengo...de todas formas, tal como dices, seguiré disfrutando de mis aventuras y juegos. Sin duda.
Besitos bonico.

Anónimo, muchas gracias. Bueno, admiración no tienes porqué, que ya te digo yo que si yo soy capaz, lo es cualquiera. Al final es ponerle ilusión y energía. Con eso, se llega a todas partes.
Besitos.

Pepitoslow, mil gracias por todo. Lo cierto es que ya acabamos el finde prometiendo volver a por la Norte, así que si no pasa nada, volveremos...no sé si el año próximo o cuando sea, pero ir, iremos. Yo quiero conocer también esa parte.
A mi lo de Almansa solo me trae buenos recuerdos. El intento fallido fue lo de menos. Lo que nos pudimos reír, ya valió la pena.
Besitos y espero que hasta pronto.

Genín, pues ni nosotros sabíamos cuántos kms teníamos que correr. 91 u 86, entre esas cifras andaba el juego...Incluso en la salida dijo la del micro que eran 91 y finalmente fueron 86 (según el gps de Miguel).
Tener 5 kms menos en esas carreras, es casi un regalo de los dioses!!jajaja...
Gracias nono. Mil besitos.

Ays a miña primiña quere me moito!!
Si estiveras aquí xa che digo eu que correrías mais que a treballar so!!!. Graciñas as duas si foses as culpables deses entrenes de pequena!!!
Eu quérote mais!

Montse, no, que va...soy super inquieta, eso sí...pero a superwoman no llego. Mil gracias guapa.

Pi, tu antes de jubilarte pruebas esto y mucho más...pues menudo eres tu para ponerte retos!!!
Gracias, ya veo que sabes de mi puntería y de mi predisposición a que "amimepasedetodo". Besitos y suerte en tu nueva hazaña, que tu tampoco te quedas corto.

Carlitos, si tu te propones algo así, sales a hombros fijo!!...Ten en cuenta que para este tipo de carreras la gente suele ser más lenta porque los entrenes así lo requieren...pero tu, que puedes con todo, igual te da corto que largo, tengo claro que lo harías genial. Gracias por tus palabras. A mi, si te ha hecho sonreír, me sobra ya todo. Besitos

Anónimo, jo, pues qué bonito lo que me dices. Nada como poder alegrar un poquito la vida a los demás aunque solo sea con palabras. Un piropazo en mayúsculas.
Opinando así de mi ya te afirmo que también me gustaría conocerte algún día. Si la 1ª impresión es buena, lo demás viene rodao!!!. Un abrazo y muchas gracias.






Anónimo dijo...

enhorabuena chavala, vaya tutes que te metes y sin un rasgo de sufrimiento en tu cara.
sigue asi.

saludos corraliegos.

Sylvie Blanco dijo...

Corrali, muchísimas gracias guapo!...una alegría leerte por aquí. Si sufriera no lo haría, eso te lo puedo asegurar. Uno tiene que ir a divertirse, tu bien sabes de eso también.
Un abrazo grandote.
Syl

Dragonkik55 dijo...

Enhorabuena¡¡, que envidia correr por allí