viernes, 9 de marzo de 2012

Hace muchos días que no paso por aquí. La verdad es que no pensaba que tantos, pero el tiempo es así, hoy es lunes y tienes una cara chancleta cuando te levantas para ir a trabajar que paqué (quien tiene la suerte de hacerlo, que cada día somos menos...y lo que te rondaré, morena) y de repente es viernes y tu cara se convierte en la de un sol resplandeciente retocado con fotochop a la textura felicidad (que no sé si existe, pero si no es así, se inventa y punto, que falta hace con la que está cayendo).

Supongo que inconscientemente me olvidé del blog. Cuando uno no se siente con ganas de contar sus miserias, pues se escaquea hasta de hablar por teléfono (esto lo digo porque yo charlo como las cotorras).
Tampoco es que haya tenido un mes para olvidar ni mucho menos, pero ahora, a toro pasado (esto lo digo con voz bajita, no vaya a darse la vuelta y cornearme hasta en el dni), me he dado cuenta de que me ha servido para dos cosas:

1- para aprender de mis errores (que tengo para rellenar dos pares de enciclopedias) y tomarme las cosas más tranquilamente.
y 2- para dar muchísimo más valor de lo que ya le daba (siempre lo he hecho, pero ahora aún más), a los momentos en que todo va bien.

Precisamente unos pocos días tras escribir mi último post, ingresaron a mi papi por una bajada de defensas a cero que le llevó a coger una infección por un virus que aún está por descubrir.
1er fallo: me agobié mucho y eso me creó una ansiedad que me costó demasiado sacar fuera. Se ve que me la dejé tan adentro, que se peleó con mi interior y acabó dándome una patada por la espalda.
Conclusión...ese día empezó a dolerme la zona lumbar.
Así de disfrazadas debíamos entrar a ver a mi padre. Así de animado estaba él ya al segundo día.   Como Luna no podía ir a visitarle, le regaló un dibujo a lo Picaso.

Tras unos días en el hospital, mi papi mejoró y le enviaron para casa. Yo empecé a estar mejor también de mis dolores y me volví a ilusionar con un nuevo maratón (el de Barcelona). Pensado y jodido. En cuanto reinicié mis entrenes la espalda volvió a amenazarme con un..."alto o disparo"!!...y ahí fue cuando ví que ya no era cuestión de dejar de coger al bracito unos días a mi Luna, que había mucho más que rascar.

Fui a fisios, osteópatas, naturista, médico de cabecera y trauma. En ese orden. Al último por privado porque en el público me derivaron pero tengo la cita para Mayo (y venga a hacer recortes!!!...pues nada, acabaremos como los americanos... el que no tenga dinero, que se muera en la calle).

Al final resonancia y resultado regular tirando a mal. Tengo el disco de la L4-L5 deshidratado y eso me ha provocado una rotura y pequeña hernia.

La verdad es que no sé exactamente porqué pero no me lo tomé demasiado a la tremenda (raro en mi), imagino que tras tantos días con molestias, saber a qué se debían, me ayudaba también a saber por donde atacarlas.

Tengo la tremendísima suerte de contar con amigos que están ahí siempre y que me ayudan a veces hasta a respirar (gracias Robertito, gracias Antonio, gracias Greyecillo y gracias Francisco y Paquito junior) y que además de aconsejarme como nadie, han sabido conseguir que no sintiese miedo ni dudas de que pronto volveré a correr.
Se me quedó grabada una frase del trauma, Antonio Ríos, que me animó hasta el infinito y más..."volverás a ser la misma" (haciendo todo lo que he de hacer, claro está).

Y como a constante y tozuda no me gana nadie, ya he empezado con la natación. Desde aquellos tiempos de mi embarazo o del triatlón, no había vuelto a tomarme la piscina en serio...y si he de ser sincera, me gusta más una colleja en el pescuezo que dar vueltas sin llegar a ninguna parte dentro del agua, pero como he de fortalecer espalda, tronco, abdominales y lumbares, pues por ahí he empezado.
Lo bueno de la piscina es que tras acabar me voy al balneario y me pego un relax mental y físico que mis ganas de trabajar por las tardes son las mismas que las de tirarme por un balcón.
En breve le añadiré el gimnasio y las clases de estiramientos que también hay a las 7 de la mañana. Lo sé, me merezco subir a los 3 podiums en el concurso de la voluntad.

Ahora, lo que sí me da una pena "inmedible" y me cuesta asumir en mi día a día, es, no poder coger al bracito a mi niña. Yo sé que he pecado de exceso, que siempre la llevaba encima y que me he cargado mucho la espalda, pero os juro que no cambiaría un solo segundo de todos esos momentos vividos con ella enganchada a mi cintura por nada del mundo (ni siquiera los dolores mamones). Aún viene todas las tardes y me dice "asito" y yo me quiero morir. Me agacho y la abrazo, o me siento y la pongo sobre mi e intento que nos pongamos a jugar en seguida para que no me lo vuelva a pedir, que yo soy muy débil y antes me parto en dos que le digo dos veces que no!!!!!. Como para que luego venga alguien y me diga ahora que le deje de dar teta!!!!!...no me da la gana!!!...

De todas formas no todo ha sido hospital y espalda, que también hubo día muy bonito de enamorados, los carnavales de la guarde de mi Luna, la cena anual con amigos de toda la vida en la que lo pasé genial, cumpleaños de mis chicas guapas, día solidario y especial con mis compis del triatlón, tarde de cantajuegos con mi peque donde disfrutamos lo que no está escrito y días familiares de almuerzos y comidas con mi papi encontrándose super bien.


Y como las alegrías nunca vienen solas (las tristezas si vienen con cuentagotas, mejor), ahora estoy hiperilusionada. Mi papi cumple 70 años el próximo martes y el sábado 17 vamos a celebrarlo por todo lo alto (él ni siquiera se puede imaginar cuanto). Sorpresas, alegría, risas y magia no van a faltar, porque él lo merece y porque la vida en sí merece ser vivida así...sino...pa qué?


11 comentarios:

yonhey dijo...

Me alegro que lo de tu padre haya ido bien y podáis celebrar un super cumpleaños, y que tus males de espalda mejoren poco a poco.
Sé feliz, a todos nos vienen, en mayor o menor grado, cosas buenas y no tan buenas, las primeras se llevan bien o requetebien, las segundas son peores y son las que hay que intentar llevar y digerir lo mejor posible y que pasen cuanto antes.
Besos para ti y para Luna.

Amig@mi@ dijo...

Precioso y entrañable tu post de hoy, Syl. Tiene de todo, pero me alegro de notar que lo bueno va arrinconando a lo malo allá en donde debe estar, en la trastienda.
Te deseo lo mejor para esa pequeña "malapata"o "malaespalda" en este caso y no puedo dejar de decirte que Lunita está preciosa.
Felicidades para tu papi.

Un besote

Genín dijo...

Casi un añito le llevo a tu papi, me alegro que se reponga, el y tu a dúo...jajaja
Yo tengo contraste en el especialista y seguramente desvirgue en el hospital el 15, pero estoy tranquilo, no me siento mal.
Cuidaros mucho, y la próxima vez tápate la nariz con la mascara...jajaja
A los 70, todas esAS SORPRESAS HACEN MUCHA ILUSIÓN, a el y a vosotros...
Besos y salud

Barney dijo...

Esta es nuestra Sylvie: Hecha de incombustible energia positiva hipercontagiosa. Animo y para adelante con esa sonrisa maravillosa que tanto nos encanta a los que te queremos... Besos :-)

Euchy dijo...

A mi lo que menos me preocupa es que vuelvas a ser la misma. Eso por decir algo, porque la misma eres. Tu requete puedes con eso, mi enana. Eso es pan comido.

Qué bueno que te estes tomando la piscina de relax porque ciertamente lo necesitas. Espero de corazón que tu papi, tan bello, siga tan fuerte y animado <3

Me encantó el videito lunar del otro día GRACIAS MILES

Es una pena (y no sabes cuánta pena me da) que no puedas venir a bcn...pero ya habrá tiempo y más oportunidades. Primero lo primero y ahora tienes que estar al 100% allí.

Te quiero burda, te extraño mucho.

la bendición a la lunita, mil besos a tus papis, a TODOS en tu casa. Ese cumple va a ser lo MAXIMO :D

Muaaaaaaak

Associació Cultural Amics dels Escacs dijo...

hI!! MACA...una abraçada molt forta i petonets per a felicitar el papi l'aniversari... I aixó del "Disco" no et preocupes que prompte seran ja blueray ,-)

Furacán dijo...

Bueno cuantas cosas... me alegro por la parte buena, tu papi y la abejilla esa que nada por ahí :-)
Lo siento por tu espalda, espero que la piscina te vaya muy bien, ya no tienes excusa pececilla.
Un bico!

Belén dijo...

Me alegro que tu padre esté mejor... a veces nos pegamos esos sustos que no molan nada, ¿verdad?

Y bueno... lo de la hernia... sé que tienes fisios a tu alrededor, pero con lo constante que eres, seguro que consigues tenerla a raya :)

Besicos

gulez dijo...

Me alegro que tu padre este mejor y podáis celebrar su cumple.
Cuídate esa espalda y sigue dándole la teta a Luna, mi Teresilla es de la misma edad que ella y mi mujer se la sigue dando. Ya sabes lo beneficiosa que es la lactancia prolongada.
Felicidades para tu padre.

Tecolinha dijo...

¡qué bien!
Hacía tiempo que no te leía, pero veo que sigues igual de bien. A pesar de ese paréntesis del que saldrás airosa, sin duda. Yo tb estoy en otro, sé lo que es, y te mando muchos ánimos.

Felicidades a tu papá por su cumple y me alegro mucho que lo de las defensas lo superara pronto.

Luna está para comérsela, lo de "asito" tiene que ser la bomba, uf, pero cuídate, que merece la pena. Cuando te reucperes del todo aún te queda mucho tiempo para cogerla en brazos, tranquila...

¡Un abrazo, guapa!

Dani dijo...

Esto parece la gripe... Similar problema "tésnico" tengo yo en la espalda.

Muchos ánimos...